Que Son Las Grasas Poliinsaturadas, Donde Las Encontramos Y Que Efectos Tienen En El Organismo

 

 

Las grasas también conocidas con el nombre lípidos, son sustancias orgánicas compuestas por átomos de carbono, oxígeno e hidrógeno, algunas contienen moléculas de azufre y de fósforo. Se encuentran en  tejidos de plantas y animales, siendo los principales componentes de estas los denominados  ácidos grasos.

 

Los ácidos grasos de acuerdo a su estructura química molecular pueden ser saturados, monoinsaturados  o poliinsaturados y ácidos grasos trans.

 

Las grasas, en general, almacenan gran cantidad de energía lo cual es importante para la vida animal y en humanos, ya que sin ellas los organismos no pueden realizar sus funciones vitales.

 

Cada tipo de grasa tiene funciones diferentes, sin embargo, algunas de ellas suelen resultar muy negativas para el organismo, pero éste no es el caso de las poliinsaturadas.

 

Pero para que conozcas un poco más de ellas, te invito a leer las próximas líneas…

 

Particularidades de las grasas

 

Las grasas en general tienen diferentes particularidades, uno de estas es la capacidad que tienen de mezclarse con otros líquidos, por ejemplo en agua son insolubles, pero en disolventes orgánicos (cetonas, alcohol, cloroformo) se pueden disolver, esta propiedad ha conducido al desarrollo de la industria comercial y farmacéutica.

 

Los lípidos o grasa deben estar presentes en la dieta diaria en una cantidad adecuada, de lo contrario es dañino para la salud.

 

La asimilación de las grasas comienza en la boca con la masticación donde se degradan en compuestos más simples gracias a una enzima (la amilasa), facilitando su absorción en el estómago e intestinos donde continúa la degradación mediante la enzima lipasa.

 

Importancia De Las Grasas

 

Pese a que el consumo abusivo de grasas puede causar diferentes enfermedades, el uso adecuado de ellas es realmente importante para una dieta diaria, por las siguientes razones:

 

A). Aportan más del doble de la energía que la producida por los azúcares (glúcidos) y las proteínas.

 

B). Sirven para reducir la sensación del frío, debido a su contenido energético y a la capacidad de producir tejido.

 

C). Son precursoras de la producción de hormonas sexuales y de vitamina D, por ejemplo el colesterol.

 

D). Sirven de transporte, la grasa dietética provee los ácidos esenciales linolénico y linoleico.

 

 

¿Qué son los ácidos grasas poliinsaturados?

 

Los ácidos grasos poliinsaturados son nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de los mamíferos: animales y humanos; que el organismo no puede elaborar, debido a que carece de la enzima necesaria para la síntesis y producción de los mismos, por eso se llaman esenciales.

 

Los hay de estructura química larga y también corta .Son de mucha importancia en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

 

Existen dos series de ácidos grasos poliinsaturados esenciales ellas son: Los Omega 6  con el ácido linoleico y el araquidónico y  los Omega 3 con el ácido linolénico y el decosahexanoico.

 

¿Dónde se encuentran las grasas poliinsaturadas?

 

En la serie de los Omega 6, el ácido linoleico se encuentra fundamentalmente en los aceites de: maíz, girasol, algodón, onagra y canola, prímula, también  germen de trigo, nueces, pan integral y piñón. El ácido araquidónico, en grasas de animales alimentados con semillas y con yemas de huevos.

 

Existen evidencias que los niveles excesivos de omega 6 están asociados con ataques del corazón, enfermedad cerebrovascular, Artritis, Osteoporosis, cambio de ánimo, Obesidad y Cáncer.

 

En la serie de los Omega 3, los más importantes, derivados del linolénico se encuentran el eicosapentanoico y el decosahexanoico, estos se encuentran principalmente en peces azules: arenques, caballas, atún, sardinas y en algunas algas marinas. El linoléico se encuentra en nueces, semillas, aceites de soja, linaza y en hojas de vegetales verdes (espinacas, espárragos, brócoli).

 

¿Qué efectos tienen en el organismo?

 

Los ácidos grasos Omega 6. Este tipo de grasa que la mayoría de las veces pasa desapercibida, pero que es fundamental para la salud, el más conocido de ellos es el linoléico, los cuales se encuentran en muchos alimentos como la soya el aguacate, las nueces, cereales secos y pistachos.

 

Entre los beneficios que aportan los Omegas 6, se cuentan: intervienen en el metabolismo y coagulación de la sangre, defienden el sistema inmunológico y mantienen el equilibrio de los procesos inflamatorio del organismo.

 

Además, mejoran la circulación sanguínea, lo que los hace merecedores de disminuir los niveles de colesterol LDL , también conocido como “colesterol malo”, así como  aumentar la potencia masculina y detener la caída del cabello.

 

Por otro lado, el ácido graso  Omega 3, los más importantes son lo derivados del linolénico, son vitales ya que, aportan muchos beneficios a la salud por la prevención de enfermedades cardiovasculares, cáncer de colón y enfermedades inmunológicas. Así como también en el desarrollo del cerebro y de la retina. Tienen efectos benéficos sobre la diabetes mellitus, la colitis ulcerativa, en la obstrucción pulmonar y Psoriasis, entre otras.

 

Las principales fuentes de poliinsaturados de la serie omega 3, son los aceites de pescado, carne de pescados  azules como sardinas, atún, caballas, arenques y aceites vegetales, nueces, semillas. También, en las yemas de los huevos y aceite de oliva.

 

Es importante mencionar,  el  comer de manera no controlada alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados puede aumentar el peso corporal

 

 

 

Grasas poliinsaturadas y la alimentación en niños

 

En la actualidad se cree que durante los tres últimos meses del periodo de gestación, el feto necesita de un gran aporte de poliinsaturados de las series omega 3 y 6; y en el recién nacido durante los primeros seis meses.

 

En ambos casos es la madre quien los suministra, a través de la placenta en el primer caso, en el segundo, por medio de la leche materna. De tal manera, se sugiere que durante el periodo de gestación de  lactancia que la madre esté bien alimentada y la nutrición balanceada.

 

La ingesta de estas grasas en los niños debe hacerse sólo si está probado que se hallan deficientes de estas  y se debe cuidar de mantener el equilibrio entre ambas series de poliinsaturados (Omega 6 y Omega 3).

 

Se recomienda como norma general  siempre que sea posible, una dieta variada: pescado azul, frutos secos y nueces. Se sugiere que en aquellos niños que durante la gestación no recibieron el aporte adecuado de ácidos grasos poliinsaturados, de las series ya nombradas, el uso de las fórmulas de leche maternas como reemplazo

 

Para niños con enfermedad congénita metabólica, esta dieta no está permitida, se recomienda la consulta médica especializada debido a que conocen de la naturaleza de la enfermedad, como de las limitaciones de la dieta.

 

 

 

Que Son Las Grasas Monoinsaturadas, Que Efectos Tienen En El Organismo Y Donde Las Encontramos

 

 

Muchas veces al escuchar hablar de las grasas se  viene a la mente los alimentos más dañinos para el organismo, pero lo que debes saber es que consumidas de forma modera éstas son muy necesarias para proporcionarnos energía, además de otras funciones en nuestro sistema.

 

Las grasas son sustancias que se forman de la combinación de los ácidos grasos con la glicerina, la mayoría de ellas proviene de tejidos animales o vegetales. Son muy importantes y constituyen parte de la dieta diaria de los humanos y también de los animales.

 

Existen diferentes tipos de grasas, algunas de ellas pueden resultar muy perjudiciales para la salud como las trans o saturadas, mientras que otras son muy saludables. cómo es el caso de las grasas monoinsaturadas, porque son todo lo contrario a las anteriores.

 

A diferencia de las grasas trans o las saturadas, las monoinsaturadas son muy recomendadas para llevar una dieta saludable, aunque siempre se debe mantener un correcto equilibrio, sin abusar de las mismas.

 

Definición de grasas monoinsaturadas

 

Son grasas de tipo saludable, por lo que no afectan negativamente al organismo de las personas. Por lo general se encuentran en estado líquido cuando están en temperatura ambiente, pero se tornan sólidas al estar en bajas temperaturas.

 

¿Dónde se encuentran las grasas monoinsaturadas?

 

Las grasas monoinsaturadas se encuentran en diferentes alimentos derivados de animales y vegetales, que seguramente se encuentran en tu dieta diaria,  como son los siguientes:

 

  • Aguacate
  • Aceitunas
  • Aceite de oliva
  • Algunos aceites vegetales como canola, maní, cártamo y sésamo.
  • Cacahuate
  • Soja
  • Ajonjolí
  • Mantequilla de maní o cacahuate.
  • Semillas
  • Nueces
  • Huevos
  • Salmón
  • Chocolate oscuro
  • Yogurt
  • Leche
  • Queso

 

Estos alimentos son una gran opción al comer, pues son la mejor alternativa en cuanto a la salud por la cantidad de beneficios que ofrece al cuerpo, además se pueden encontrar muy fácil en cualquier supermercado o tienda de especies.

 

Si no lo has incluido en tu dieta diaria, te recomiendo que comiences a hacerlo. Puedes combinar, por ejemplo, tomate, aguacate, nueces y lechuga en  en una rica ensalada y añadirle aceite de oliva para darle el toque final.

 

También los puedes utilizar como acompañante en cualquiera de tus platillos favoritos o simplemente puedes comer un delicioso yogurt, o un rico chocolate en una tarde, después de una ajetreada labor en casa, colegio o trabajo, como un aperitivo perfecto para olvidar los sinsabores de la vida.

 

No importa cuál opción elijas o como desees combinarlas para consumirlas, sin duda alguna, tu cuerpo y todo el organismo te agradecerá comenzar a hacerlo.

 

¿Cuál es la cantidad diaria recomendada?

 

Pese a que este tipo de grasas son altamente recomendables, es necesario seguir un límite en cuanto a su consumo, porque comerlas en exceso podría ser algo perjudicial,y no queremos eso ¿Cierto?

 

En cuanto a la cantidad diaria recomendada, todo dependerá de la edad y etapa de cada individuo, porque no será lo mismo durante la niñez, adolescencia o adultez, así como en el proceso de gestación.

 

Según estudios las grasas monoinsaturadas deben ser consumidas en un porcentaje del 25 al 35% de la ingesta diaria de grasas en un adulto, porque son necesarias para la obtención de energía.

 

Mientras tanto, para un niño en su primera etapa de infancia lo ideal es entre un 18-20% y es necesario no abusar con esta cantidad, porque es durante sus primeros años de vida que se empiezan a madurar sus órganos y donde pueden comenzar a desarrollar más fácil algunas enfermedades.

 

Por otro lado, durante la etapa escolar la ingesta debe ser igualmente de un porcentaje estimado de un 18 a un 20% del total diario. Este porcentaje se mantiene hasta la etapa de la adolescencia.

 

Ahora bien, una mujer cuando se encuentre en su proceso de embarazo, lactancia o menopausia debe moderar el consumo de grasa ingerido, por lo que se recomienda un 15% a 20% diario.

 

Mientras tanto, durante la etapa senior o durante la tercera edad, se recomienda una ingesta de un 15% a 20% del total diario ingerido para la obtención de energía.

 

¿Qué efectos tienen en el organismo?

 

Este tipo de grasas tienen efectos muy positivos en el organismo, es por esta razón que son muy aconsejables al momento de llevar una alimentación saludable, pese a que aportan las mismas calorías que el resto de las grasas, son menos nocivas al momento de consumirlas que las demás.

 

Entre los efectos que tienen este tipo de grasas en el organismo, están los que mencionaré a continuación:

 

  1. Al igual que todas las grasas, suministran la energía necesaria para realizar nuestras actividades diarias.

 

  1. Se encargan del transporte de las vitaminas liposolubles como A, D, E Y K, lo cual ayuda al desarrollo y mantenimiento de las células.

 

  1. Aíslan a las células nerviosas y participan en diversos procesos fisiológicos como lo son la cicatrización, la coagulación de la sangre y la inflamación.

 

  1. Reducen el colesterol LDL, o el colesterol malo, y a su vez, mantiene el colesterol HDL (o bueno), mejorando la función de los vasos sanguíneos, lo que reduce  la posibilidad de sufrir de derrames cerebrales, así como enfermedades cardiovasculares como ataques al corazón, embolias, entre otras.

 

  1. Ayudan a la pérdida de peso porque reducen la grasa almacenada en el estómago, lo que evita otros tipos de enfermedades relacionadas con el sobrepeso  como la diabetes.

 

  1. Estéticamente se puede decir que contribuye a verse y sentirse mejor, esto debido a que evita esos kilos demás y esa molesta grasa en la barriga que impide colocarse algunas prendas favoritas o ir en bikini a la playa.

 

No cabe dudas, las grasas monoinsaturadas son de las mejores opciones en cuanto a grasa se refiere, porque no sólo son deliciosas sino que también son muy nutritivas y beneficiosas, una combinación difícil de ignorar.

 

Así que ya sabes, cuando quieras consumir algo de grasa, elige de manera correcta, porque no se trata de eliminar por completo la grasa para estar sano, sino consumir las sanas y hacerlo de forma moderada, es algo que a corto y largo plazo tendrá sus frutos y de lo que no te arrepentirás en el futuro.

 

 

 

 

Que Son Las Grasas Trans, Como Se Producen, Donde Las Encontramos Y Que Impacto Tienen En El Organismo

 

Las llamadas grasas trans  son compuestos químicos conocidos como ácidos grasos insaturados de un alto contenido energético. En la mayoría de las culturas del mundo moderno caracterizadas por tener una actividad social y económica muy dinámica.

Esta grasa forman parte de la dieta diaria y se consumen como frituras, comidas chatarras y alimentos procesados. Se considera que el consumo excesivo de estos ácidos grasos es perjudicial para la salud.. Productos como la leche, la carne de cordero o de ganado vacuno contienen grasas trans, también en el aceite para las frituras cuando es sobrecalentado.

¿Cómo se Producen las Grasas Trans?

Las  grasas trans se originan de dos maneras, ellas son la natural y la industrial.

Las de origen natural: son producidas por medio de la acción bacteriana en el estómago de los rumiantes (el ganado vacuno, bovinos y caprinos) en la parte conocida como rumen. Estas grasa primero son absorbidas por  el sistema gastrointestinal y después llevadas a  los músculos y la leche. Encontrándose en pequeñas cantidades en las carnes, la leche y sus derivados.

En la industria: los ácidos grasos trans, se elaboran a partir de aceites naturales vegetales o animales  que han sido expuestos a un  proceso químico llamado hidrogenación, procedimiento en el que se le añade hidrógeno a estos aceites, teniendo como resultado que  se transformen en  grasa sólida más estable con disminución de su capacidad  de degradación.

La hidrogenación, como procedimiento químico es utilizado por la industria procesadora de alimentos para elaborar derivados de los aceites naturales, teniendo un producto final químicamente menos  perecedero, es decir, alarga el tiempo de vida medio del producto y de disminuye la capacidad de   combinarse con otros y es más estable al  enranciamiento oxidativo de origen natural. Entre ellas las conocidas como manteca y margarinas.

 

¿Dónde se Encuentran las Grasas Trans?

Existe una gran variedad de grasas alimenticias elaboradas por la industria alimentaria mundial;  siendo  la más perjudicial para la salud los nombrados como ácidos grasos  o grasas trans.

Estas se hacen presentes cuando los aceites, por medio de procesos químicos, pasan de estado líquido a sólido, como por ejemplo, las mantecas y las margarinas.

Se encuentran en los alimentos fritos, en las comidas llamadas “chatarras” o “comidas rápidas”, en procesados o en la mayoría de los empacados, también, en las tortas, galletas y productos alimentarios provenientes de la industria de la repostería, panaderías.

Además, en mantecas y margarinas, palomitas de maíz y los precocinados, pastas, pizzas y salsas. También las carnes rojas y lácteos contienen estas grasa, pero en muy poca cantidad.

Alimentos con alto contenido de ácidos grasos trans.
Alimento AGT(g/100 g de alimento) Origen
Burritos 0,9 Industrial
Caldo de pollo en cubos 1,95 ( 0,05 – 3,85 Industrial
Carne 1,0 Natural
Crema de cacahuate 1,9  (0,7 – 3,1) Industrial
Croissant 3,0  (0,7 – 7,6 ) Industrial
Donas 3,9 (0,5 – 7,8 ) Industrial
Enchiladas 1,1 Industrial
Galletas 3,5 ( 0,3 – 8,1 ) Industrial
Hamburguesas 3,0 (0,8 – 7,5) Industrial
Leche entera 0,09 (0,07 – 0,1) Natural
Mantequilla 3,9 ( 2,0 -7,0 ) Natural
Margarina dura 39,8 (31,1 – 44,6 ) Industrial
Palomitas de maíz 3,0 Industrial
Papas fritas 1,4 (0,1 – 5,7) Industrial
Pizza 7,2 ( 5,7 – 8,7) Industrial

 

Impacto en el Organismo

           El consumo en exceso de ácidos grasos trans, es perjudicial para el organismo humano, esta afirmación está demostrada por las ciencias de la salud e implantada por la Organización mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana para la Salud (OPS).

De hecho, tu cuerpo no necesita consumir grasas trans y si lo requiere deberá ser en mínimas cantidades. La mayoría de los productos alimentarios  procesados y empaquetados tienen una etiqueta de información  donde se muestra la cantidad de estas grasas que contiene el producto.

La ingesta excesiva puede producir cambios, alteraciones y enfermedades que afecten el buen funcionamiento de tu cuerpo. Está demostrado que ocasiona problemas de aumento del peso corporal, problemas vasculares obstruyendo las arterias y venas, lo cual dificulta la circulación sanguínea hacia órganos vitales. Influye significativamente en el aumento del colesterol malo (LDL) y en la disminución del colesterol bueno (HDL).

Otra afectación es el daño hepático, debido a regímenes alimenticios con altos niveles en grasas trans  se acumulan en el hígado aumentando el peso y tamaño del mismo, lo que ocasiona  un mal funcionamiento de este órgano vital,  como por ejemplo la disminución de la función desintoxicante  y de algunas enfermedades asociadas como hígado graso y hepatitis viral.

A sabiendas que las grasas, en general, son importantes para el organismo por su contenido energético, también contribuyen a la absorción de vitaminas fundamentales para la vida como lo son la A, D, y de pigmentos como los carotenos.

Por la razón antes mencionada, es necesario que estén  presentes en la dieta de todo mamífero, animal o humano, en las cantidades estrictamente necesarias. Lo importante es saber cual tipo de grasa se debe consumir, debido a que no todas afectan por igual a los organismos.

Por otra parte, los estudios clínicos sobre la cantidad de grasas trans que se debe consumir diariamente no debe ser mayor del 2%, sin embargo esta cifra se asocia con el 23% de eventos cardiovasculares. Por esta razón tanto la Organización Mundial para la Salud como la Organización Panamericana para la Salud difunden encarecidamente eliminar su consumo o a reducirlo a menos del 1%.

Los estudios a nivel mundial sobre las grasas trans (sus efectos favorables y desfavorables), para finales del siglo XX, señalan que las los ácidos grasos trans son un factor de riesgo significativo para sufrir de un suceso cardiovascular y cerebrovascular y además se relacionan con los procesos inflamatorios. Así como también con la aparición de diabetes y cáncer.

La ingesta en exceso de grasas trans, se ha asociado con la presencia de tejido adiposo alrededor del estómago, también conocida como obesidad abdominal, y la relación de ésta con enfermedades cardiovasculares y diabetes. También con el aumento de peso corporal.

Estudios recientes en la relación consumo de grasas trans, peso corporal de la madre y peso del recién nacido a los tres meses, los resultados revelaron una proporcionalidad  directa y positiva en el peso de recién nacido a los tres meses de edad.

Indiscutiblemente, las grasas trans no son nada saludables y su consumo debe ser en pequeñas cantidades, de lo contrario usted puede llegar a sufrir peligrosas enfermedades a corto o largo plazo, por esta razón, lo mejor es optar por cambiarlas a grasas mucho más beneficiosas como las monoinsaturadas y poliinsaturadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuales son las Grasas Saturadas, Donde las Encontramos y que Aportan al Organismo

 

Las grasas saturadas, también conocidas como ácidos grasos saturados (se denominan así porque a su estructura química se la ha adicionado muchas moléculas de hidrógeno y por lo que no aceptan más combinaciones) debido a sus propiedades químicas.

Por lo general, se les encuentra en forma sólida a temperatura ambiente, son de origen animal y vegetal, y  se reconocen como sustancias alimenticias.

Se diferencian las saturadas de las insaturadas, porque la estructura química de las últimas, es más sencilla. El punto de fusión de las saturadas es más elevado que el de las insaturadas, propiedad ésta  que facilita que  se mantengan en estado sólido a temperatura ambiente.

¿Dónde se Encuentran las Grasas Saturadas?

            La mayoría de las grasas saturadas son más comunes en alimentos de origen animal y por supuesto en los vegetales. En el primer caso, se les consigue en las carnes rojas, leche entera y sus derivados. En el caso de los vegetales en el aceite proveniente de la palma aceitera  y del aceite de coco. El primero de estos es muy común encontrarlos en los anaqueles de los supermercados.

En los animales se originan en el estómago de los rumiantes, en el sector conocido como rumen, donde por acción metabólica bacteriana se producen los ácidos grasos saturados y por absorción gastrointestinal pasan a los músculos, grasa,  huesos y leche de estos seres vivos y obviamente al ser beneficiado éstos, todo ello pasa a   ser consumido por los humanos.

Las grasas saturadas son categorizadas como perjudiciales para la salud, pero en menor proporción que las grasas trans, afirmación ésta que surge de recientes estudios .

También, se ha comprobado que  debido a su estructura química, la cual le confiere ciertas propiedades, pueden mantenerse en estado sólido a temperatura ambiente. Por ejemplo, las mantecas y mantequillas.

Entre los alimentos que contienen alto contenido de grasas saturadas están: los elaborados en las panaderías, las frituras, carne de cerdo, los embutidos (salchichas, mortadela, jamón de espalda, chorizos y salchichones), derivados lácteos y comida llamada “chatarra” (comida rápida).

 

Beneficios Para el Organismo

 

         Al igual que los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, los ácidos grasos saturados aportan energía a los organismos, tanto  animales como a humanos por lo que constituyen igualmente una fuente de alimento.

 

Los estudios realizados por las diferentes instituciones demuestran que las grasas saturadas al igual que las trans son dañinas para el cuerpo humano, aún más cuando se consumen en exceso.

El exceso en el consumo de estos ácidos grasos saturados no es beneficioso para la salud y se expresa de diferentes maneras que afectan al organismo, entre ellas el aumento en los niveles de colesterol malo (LDL) y disminución del colesterol bueno (HDL), en la formación de ateromas o placas de grasas que se forman en las arterias impidiendo el normal flujo sanguíneo.

Estas expresiones del perfil lipídico, colesterol bueno bajo y colesterol malo alto, asociadas a otras alteraciones en la fisiología del cuerpo humano elevan el riesgo de sufrir eventos no deseados como por ejemplo, una afección coronaria o un paro cardiaco. También enfermedades cerebrovascular y arterioesclerosis.

 

¿Cómo Deshacerse de los Ácidos Grasos Saturados?

 

         Es sabido que la ingesta excesiva de ácidos grasos saturados, cualquiera que sea su origen es perjudicial para la salud, debido a los múltiples problemas que le acarrea al cuerpo humano.

Sin embargo, las ciencias de la salud realizan grandes esfuerzos para contribuir con la educación colectiva en el consumo de este tipo de grasas, como lo son el consumo mínimo de ellas, hábitos alimenticios adecuados y evitar el sedentarismo.

 Es obvio que para tener una alimentación saludable se debe tener ciertos cuidados:

 

  1. a) Incluir una fuente de energía en la dieta diaria como  son las grasas. Sin embargo, es necesario que el consumidor tenga conocimiento de cuales son las grasas saturadas y cuales no.

 

  1. b) Aprender a leer las etiquetas de información nutricional que debe tener todo producto alimentario, porque en ellas se describe el tipo y la cantidad de grasas que contiene dicho alimento.

 

  1. c) Ingesta mínima de grasas saturadas o evitar totalmente su consumo.

 

  1. d) tener conocimiento del aporte calórico diario de cada una de ellas.

 

  1. e) trate de hacerse de una lista de alimentos que contienen altas cantidades de grasas saturadas.

 

  1. f) recuerde que las grasas saturadas se acumulan en región abdominal, brazos y vasos sanguíneos, ocasionando problemas de salud y éticos.

 

Unos de los retos que han asumido las ciencias de la salud es el de contribuir con la sana alimentación del ser humano para a evitar los daños causados por la ingesta excesiva de grasas saturadas.

Eventos como educar al ciudadano en cuanto y que comer, consecuencias de una mala alimentación, carente de proteínas y carbohidratos, pero rica en grasas saturadas.

Como consecuencia de una nutrición totalmente desbalanceada y abundante en grasas saturadas, es factible que como resultado de ella se presenten desequilibrios corporales como son:

 

  • El aumento de peso.
  • Obesidad.
  • Riesgo cardiovascular
  • Riesgo cerebrovascular
  • Hipercolesterolemia, entre otras.

 

En estos casos es recomendable la consulta médica para deshacerse de estas alteraciones y los riesgos que ocasionan para la salud y la vida.

Dentro de las recomendaciones sugeridas por los expertos de la salud, para aquellas personas que como consecuencia de la ingesta desmedida de grasas saturadas han aumentado de peso corporal o sus niveles de colesterol están desequilibrados; están los ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, la eliminación de las comidas ricas en grasas saturadas y la sustitución de estas por grasas poliinsaturadas así como también la  ayuda farmacológica, mediante prescripción facultativa.

También, se recomienda una alimentación balanceada, sustituyendo alimentos  con  grasas saturadas, por alimentos con  grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas,  donde prevalezca el consumo de pescados  ricos en  omega 3, carnes blancas sin  piel, vegetales, frutas, verduras, granos integrales,  reemplazar la leche entera por leche descremada y utilizar de preferencia aceite de oliva o de canola en la preparación de los alimentos.